Sangre en la orina del perro: causas y tratamiento


Es una gélida mañana de domingo de invierno.

La nieve fresca lo ha cubierto todo después de la visita de ayer de un barométrico bajo cargado que vino del frío norte.

Tu compañero de cuatro patas gira la cola con un ritmo vertiginoso, queriendo mostrarte su alegría.

Te ríes mirándolo, porque te recuerda el tiempo furioso de los limpiaparabrisas de tu coche, cuando caes en una fuerte tormenta.

Te clava con una mirada llena de nostalgia, esperando que le enseñes la correa del paseo que lo llevará a frenéticos juegos en el parque del barrio. Sueña con dar vueltas en la nieve y jugar con su pelota favorita .

En poco tiempo, la primera caminata del día es un hecho y después de muchas persecuciones y trucos, lo diriges hacia donde suele hacer sus necesidades matutinas.

Le das la espalda a la casa e inconscientemente vuelves la cabeza hacia atrás para ver si te sigue.

Pero lo que ves te deja con una columna de sal e inmediatamente te inundan pensamientos negros. Las manchas de sangre y orina de color marrón en lugar del amarillo habitual escriben la palabra "problema" en la nieve.

Pero antes de que la desesperación te abrume, debes saber que:

• Hay muchas razones diferentes que causaron hematuria en su amigo.

• Los más comunes se pueden tratar con éxito.

También hay muchas formas en que su veterinario puede diagnosticar y tratar a su perro.

A continuación, enumeramos las principales causas de hematuria en perros , pero también las herramientas de diagnóstico comúnmente utilizadas por los veterinarios.

Sangre en la orina del perro

Sangre en la orina del perro: causas y tratamiento

Hematuria es el término utilizado para describir la presencia de sangre en la orina, en este caso, del perro.

Causas de sangre en la orina de un perro La orina que contiene sangre suele ser de color ámbar o naranja o incluso marrón .

Las principales razones de su aparición son las siguientes:

1) Infección del tracto urinario (ITU).

Esta es la causa más común de hematuria en perros.

Algunas personas piensan que las infecciones bacterianas causan UTI, pero probablemente se trate de una inflamación.

Si su amigo ha tenido una UTI en el pasado, es posible que tenga una recurrencia.

Por lo general, se trata con antibióticos , pero además de destruir las bacterias dañinas, también puede afectar negativamente a las bacterias saludables del tracto gastrointestinal.

2) Envenenamiento

Otra causa común de hematuria es el envenenamiento .

Hay muchos ingredientes que pueden causarlo, pero los más comunes son el veneno para ratas y los pesticidas .

Estos venenos evitan que la sangre se coagule en roedores o parásitos, provocando que mueran desangrados.

Si su PERRO ingiere ese veneno, le provocará hematuria.

Luego, visite inmediatamente a su veterinario para recibir tratamiento.

Hará un diagnóstico basado en la información que le proporciones.

El tratamiento puede incluir:

• Carbón activado para detener los vómitos

• Suplementos de vitamina K1

• Administración intravenosa de líquidos que mejorarán los electrolitos, el calcio y el fósforo.

• Transfusión de sangre o plaquetas para mejorar la coagulación de la sangre.

3) Piedras en la vejiga

Especialmente en las perras , los cálculos son probablemente la causa más común de hematuria.

De hecho, algunas razas de perros tienen una mayor predisposición a la formación de cálculos en comparación con otras, como por ejemplo:

• Dálmatas

• Ver Tzu

• Schnauzer miniatura

• Yorkshire Terriers

Si un perro tiene piedras en la vejiga , es posible que presente otros síntomas. Estos variarán según la ubicación de los cálculos en el sistema urinario.

Si su veterinario sospecha la presencia de piedras, hará una prueba para encontrar su tipo y ubicación. Una vez que las haya identificado, aplicará prácticas terapéuticas que incluirán algunas de las siguientes:

• Dieta baja en proteínas y magnesio

• Antibióticos

• Cirugía

• Práctica no quirúrgica, como el uso de un catéter y líquido para empujar el cálculo fuera del tracto urinario

4) Enfermedad renal

Las enfermedades renales aparecen en los últimos años con cada vez más frecuencia, especialmente en perros mayores, e incluso más jóvenes.

Hay 2 tipos de enfermedad renal:

• Agudo , que puede resultar fatal si no se trata de inmediato. Este tipo de insuficiencia renal generalmente es causada por desechos de alimentos y toxinas.

• Enfermedad renal crónica asociada con una disminución gradual de la función renal. Es causada por inflamación, dieta, vacunas, cálculos renales y otros factores. La detección temprana del problema reducirá el daño y mantendrá un buen nivel de vida para su compañero. Dependiendo del curso de la enfermedad, se administran los tratamientos adecuados, pero en las etapas posteriores los riñones pueden sufrir daños irreparables.

5) Problemas en la próstata de los perros machos.

La hematuria de su perro macho puede deberse a un problema de próstata .

Según la Universidad de Oklahoma , el 50% de los perros machos estériles experimentarán cambios en la función de la próstata después de los 4 años.

La hiperplasia benigna de próstata es el problema más frecuente, y existen otras enfermedades en esta glándula que pueden provocar sangre en la orina.

Además de las 5 razones anteriores que son responsables de la hematuria en los perros, existen otras menores, como:

• Estro: cuando su perro está en un ciclo fértil, entonces puede aparecer sangre en su orina. Si no tiene esterilización, entonces el área de la vulva puede hincharse y dejar gotas de sangre donde se asienta.

• Cirugía reciente: si su amigo se lesionó , entonces usted tiene hematuria. Algunas lesiones, como ser atropellado por un automóvil, lo llevarán a la sala de emergencias de una clínica veterinaria, antes de que comience a ver algún síntoma.

Es posible que algunas otras lesiones no lo lleven directamente al veterinario porque no ve ningún síntoma obvio. Tales lesiones son una pelea con otro perro o chocar contra un árbol.

Si su ser querido ha tenido un accidente que le provocó hematuria, comuníquese con su veterinario de inmediato. , ya que puede estar sangrando internamente.

Sin embargo, existe una causa más rara, pero mucho más grave, de este fenómeno:

• Cáncer

El cáncer del tracto urinario es raro en perros. El tipo más común es el carcinoma de células transitorias (CCT).

Su tasa de incidencia en comparación con otros tipos de cáncer es inferior al 1%.

Algunas razas de perros que están predispuestas a este tipo de cáncer son:

Terriers blancos de las tierras altas del oeste

• Terriers escoceses

• Perros pastor de Shetland

• Beagles

Recuerde que el cáncer es el escenario más raro del problema del tracto urinario de un perro.

¿Cómo se diagnostica la causa responsable de la presencia de sangre en la orina?

Lo primero que le hará el veterinario a su amigo cuando lo visite es un examen físico. Examinará el área alrededor de sus genitales, abdomen, vejiga y riñones.

Si tienes un perro macho, también sentirá su próstata.

Dependiendo de los hallazgos, procederá con exámenes que probablemente se referirán a algunos de los siguientes:

1) Análisis de orina

Esta prueba detecta el contenido físico y químico de la orina. No se trata de un factor específico, sino de una combinación de muchos factores que incluyen:

• El color de la orina

• Su claridad

• El PH

• Glucosa

• Cetonas y más.

Si no trae una muestra de orina, su veterinario extraerá una mediante varios métodos, tales como:

• Muestra voluntaria : Recolección de orina en una taza esterilizada, cuando su pareja decide cooperar.

• Con el catéter: el veterinario pasa el catéter a través de la uretra hasta la vejiga. Con una jeringa, extraiga una pequeña muestra de orina a través del catéter.

• Kystokentrosi: se refiere al proceso de recogida de orina directamente en la vejiga mediante una aguja. Este procedimiento puede dejar rastros de sangre en la muestra y los resultados de la prueba pueden verse alterados.

Por otro lado, asegura una muestra estéril, porque evita el contacto con los desechos sucios, que se estancan en la salida del tracto urinario inferior.

2) La relación proteína-creatinina en la orina.

Su veterinario puede realizar esta prueba si la prueba de orina de su perro es negativa para proteínas .

También es una herramienta de diagnóstico común para determinar el grado de insuficiencia renal de su amigo, si padece una enfermedad renal.

Analizará el nitrógeno ureico en sangre, así como 1 prueba de creatinina sérica y estudiará su proporción.

Estos son análisis de sangre que ayudan a su veterinario a determinar la función de sus riñones adheridos.

3) Prueba de cultivo bacteriano

Esta prueba revela qué bacterias hay en la orina de su perro, si las hay. Por lo tanto, el veterinario puede decidir con mayor precisión qué régimen de antibióticos administrar.

4) Ultrasonidos y radiografías

Estas pruebas verifican el estado de los órganos internos del perro o si existen otras causas de preocupación.

Suelen realizarse en el caso de intoxicaciones, donde vemos si hay sangre en el pecho o en el abdomen o en otro lugar.

Estas ilustraciones ayudan a lo siguiente:

• Verificación de la ubicación de cálculos en el sistema urinario.

• Diagnóstico de cáncer

• Identificar problemas de próstata

Si hay una opción en estas pruebas, la ecografía es una mejor solución porque en las radiografías el perro está expuesto a la radiación.

5) Medición de la presión arterial

Si su ser querido tiene una enfermedad renal, su veterinario medirá su presión arterial para determinar la extensión de su daño renal.

También se realiza en caso de cálculos renales, para ver si son síntoma de daño renal.

6) Análisis de sangre

Con estos, el veterinario identificará enfermedades y afecciones específicas.

Se establece cómo funcionan los órganos de su pareja y qué tan avanzadas pueden estar algunas enfermedades.

Existen análisis de sangre generales que miden la cantidad de glóbulos blancos y rojos, así como también de plaquetas.

Con estos vemos:

• La hidratación del cuerpo

• Anemia

• Coagulación de la sangre

• Cualquier posible infección o inflamación

• Alergias .

Algunos análisis de sangre miden el nivel de electrolitos que enfatizan el riesgo de formación de cálculos y si su amigo padece una enfermedad renal.

Sin embargo, existen otras pruebas más invasivas que pueden molestar a su pareja, como:

1) Cistouretroscopia

Se trata de un examen endoscópico del sistema urinario .

El veterinario le administrará anestesia a su encoladora e insertará un tubo con una cámara en su cuerpo para examinar sus tejidos y órganos.

Se usa comúnmente en el diagnóstico de cáncer, pero también en enfermedades más simples como la ITU.

Una alternativa, antes de este doloroso procedimiento, son los exámenes citológicos para la detección de células cancerosas en la sangre.

Es posible que no sean efectivos en las primeras etapas porque es probable que dichas células aún no estén presentes en la orina.

Además, las pruebas de antígeno del cáncer de vejiga (V-BTA) pueden mostrar signos de cáncer.

Lo peligroso aquí es que los perros con infecciones de la vejiga pueden dar positivo, incluso si no tienen cáncer.

2) Biopsias

Su veterinario puede realizar una biopsia para determinar si tiene cáncer del tracto urinario.

Toma una muestra de tejido de esta área para examinarla. Esto generalmente se recolecta después de la cirugía o con un catéter.

Epílogo

Pocas cosas hacen sonar la alarma dentro de ti y una de ellas es ver sangre.

Encontrar sangre en tu pareja peluda es preocupante, pero cuando la encuentras en la orina da miedo, sin importar si tú o tu veterinario la descubrieron.

Hay muchas enfermedades y afecciones que pueden causar hematuria, como infecciones urinarias, lesiones, venenos y, más raramente, cáncer.

Sin embargo, le asegurará que la mayoría de ellos se pueden tratar con éxito.

Así que coraje, el fin del mundo aún no ha llegado.

            
+54 11 3732 9172 / ☎ +54 11 6991 5721           
Contáctese con nosotros para conocer los ejemplares que tenemos para ofrecerle.